Dos integrantes (María Galindo y Yola Mamani) de Mujeres Creando mantiene vigilia en las afueras del Hotel Casa Grande donde Luis Fernando Camacho y otros cívicos se encuentran reunidos. Están a la espera de que Camacho pueda recibir una carta.

“Estamos en la puerta del hotel casa Grande, para entregarle una carta en persona. Una carta para pedirle a él y a todos los cívicos reunidos para pedirle a él y a todos los cívicos reunidos para decirles que no nos representan, que cuando hablamos de democracia, hablamos de las libertades de las mujeres, de las libertades sexuales, hablamos de estado laico, de los derechos indígenas. No hablamos de racismo y que por lo tanto no está en nuestro nombre. Luchar por la democracia, no es luchar por el fascismo”, indicó María Galindo.

 

 

CARTA ABIERTA A LUIS FERNANDO CAMACHO, PRESIDENTE DELCOMITÉ CÍVICO PRO SANTA CRUZ

¿CUÁNDO PODEMOS ENTREGARTELA, SIN SER AMENZADAS E INSULTADAS?

A horas de que convoques a uno de tus tantos cabildos que de cabildo solo tiene elnombre, se nos hace urgente escribirte una carta abierta porque una feminista, una gremial, una lesbiana o  un gay o alguien de la periferia solo podría llegar a ti a través de una calle de la amargura. Tus cabildos son arreglados y los pintas de Democracia para que nadie note la ambición que tú y tus logias tienen, la de controlar el Gobierno, para no compartir con el MAS las riquezas de todas y todos.

Por eso, como pasó con los residentes de Roboré, integrantes de Mujeres Creando y otras compañeras feministas en la última Asamblea de la Cruceñidad, denunciar tus intereses u opinar diferente es imposible, porque al Igual que en las rotondas, impera la violencia, 'forma de lucha' que has promovido junto a la Unión Juvenil Cruceñista, esa lucha que le ha costado a tus peones dos muertos.

Te llaman líder y te ensalzan como enviado de Dios y  como en Santa Cruz prepondera el machismo, mujeres y hombres te han apodado el Macho Camacho. Para nosotras, aparte de macho, sabemos también que eres un facho. En tus discursos has tomado la estrategia de hablar de un dios porque en el fondo, no tienes propuestas de país, ni estas con los pobres, ni con las mujeres. Tu estas con el empresariado cruceño y con la iglesia que en momentos de crisis intenta resurgir para instaurar una dictadura fascista y conservadora.

Llevas casi un mes montado sobre el malestar de la población que exige se respete el voto del referéndum del 21F y también de las elecciones del 20 de Octubre. Y en tan solo un mes, se han pateado collas, agredido mujeres que trabajan en las calles, mujeres que circulan en bicis, cantantes en protestas, porque sin consultar con el pueblo has decretado que 'por Santa Cruz no se mueve ni un cepe' a excepción delos autos lujosos de tus amigos. Y tus huestes y la gente más reaccionaria ha salido a las calles a hacer cumplir tu palabra mejor que la policía de Evo Morales.

Te has puesto como un caudillo, como un salvador frente a otro tipo de tirano que al igual que tú comenzó por nombrarse el representante del pueblo. Uno que ni siquiera tiene demandas más allá del respeto del voto. Que no dice nada del modelo económico depredador que tus socios juntos y revueltos con el MAS impulsan. La sangre y la muerte de nuestros bosques son también culpa del comité cívico Pro empresarial.

Lo que tú y otros cívicos defienden no es una reforma profunda que responda a la crisis social y política. Ustedes defienden la Machocracia, donde solo hombres pueden hablar de política y del futuro del país, donde las mujeres existen como adornos, como reinas de comparsas o están agrupadas en comités cívicos para Impulsar marchas pro vida.

Camacho tu no nos representas, esta lucha es del pueblo que exige nuevas elecciones, un nuevo tribunal para que el próximo gobernante respete nuestros bosques, nos garantice salud, educación, trabajo y el respeto a las libertades sexuales que han sido pisoteadas por el gobierno de Evo Morales.

Esperando que tú careta de salvador se caiga pronto, seguiremos construyendo una sociedad más allá de la polarización, violencia, homofobia y racismo. Porque no necesitamos a ningún caudillo que nos salve ni nos represente.

Firma, Mujeres Creando

Se adhiere, ARTCULADORA CRÍTICA DE FEMINISMOS

Santa Cruz.4 de noviembre de 2019

 

Cobertura relacionada

Entrevista a María Galindo por la carta que Fernando Camacho no recibió en Bolivisión

Articulos relacionados

Quién nos salva? Nadie nos salva! Quien nos guía? Nadie nos guía! Ellos de nuevo? Huevo carajo!

Grafiteada post elecciones 2019

Intervencion en el monumento al soldado desconocido en el centro de La Paz. Asi como los monumentos representan el discurso patriarcal y chauvinista del estado. Nuestra intervencion colectiva apunta a proponer otros lenguajes de lucha y contenidos mas profundos. La polarizacion de la sociedad tiene como uno de sus ejes principales el caudillismo y el mesianismo. Esta intervencion fue realizada por la articulacion de mujeres feministas gestada y propuesta desde Mujeres Creando.

Sin soldados no hay guerras

Greta Vargas - Integrante de Mujeres Creando


Es urgente salir de la dicotomía que nos muestran los políticos de un bando o de otro. Para esto, uno de los pasos es develar al caudillo, aquel que se presenta como único salvador, aquel que tiene la verdad absoluta y que además sabe que es bueno (según su lógica) para la sociedad, así poco a poco se va armando un pedestal duro e insensible, desde donde el cual desplegará todo su poder en un momento determinado. Así pasó con Evo Morales el año 2006, en un contexto álgido, las condiciones lo favorecieron, la sociedad buscaba alguien en quien creer, es así que la mayoría que votó por él, confió en sus palabras, en sus promesas, pero con el paso del tiempo y al concentrarse el poder sólo en él, fue cambiando hasta convertirse en lo que ahora es. Una persona incapaz de escuchar y ver lo que está sucediendo. No quiere escuchar la voz del pueblo, no quiere saber del voto ciudadano que le dijo NO queremos tu re re elección. No quiere ver toda la violencia desataca a raíz de su tozudez por no querer dejar la silla presidencial en las cuestionadas elecciones de este 20 de octubre.


Ahora, otra figura igual o más peligrosa se forja en Santa Cruz, ¿acaso Luis Fernando Camacho es el próximo caudillo?, ¿Otra vez se caerá en el error de endiosar a una persona e idealizarla hasta tal punto de dejarse deslumbrar y seguirlo sin importar el contenido de su discurso? Pero, esta vez, se nos presenta impregnado de un halo religioso, en una sociedad enceguecida por la fe católica, con un discurso lleno de misoginia, homofobia y machismo, pero disfrazado de paz, amor y unidad. Esta figura nos advierte la pérdida de nuestras libertades conquistadas, significa un retroceso total a todas las conquistas de una sociedad que busca ser libre en todos los sentidos.


El caudillo, esa voz autorizada, esa imagen impositiva, que sube al poder impulsado por los deslumbrados por su carisma, creyentes de sus discursos demagogos, por quienes lo apoyan ciegamente. Serán más adelante la carne de cañón, cuerpos dispuestos a recibir golpes, balas, dispuestos a enfrentarse a nombre de un tercero que les ha vendido un sueño falso. Olvidándose completamente de sí mismos. Cuando la base de toda sociedad, es la individualidad, no seguir ningún mesías que sólo destruye el criterio propio.   


¿Cómo podemos enfrentarnos a un tirano? Tal como podría ocurrir en una familia, donde el padre es violento el hijo se rebela, lo critica, no quiere ser como él, pero al defenderse lo hace en el mismo código de su agresor: la violencia, se defiende a puño cerrado contra el padre. Al hacer esto, cae en su propia crítica, pero ¿Qué herramientas tiene ese hombre que cuestiona la tiranía de su padre, además de la violencia? ¿Qué puede hacer? cuando dentro de la construcción de su masculinidad la violencia, el imponerse contra el otrx es el único lenguaje que conoce. ¿Cómo romper con esa cadena que solo trae sangre, muerte y desgracia? Esta es una tarea pendiente y urgente que deben responder principalmente los hombres.


Evidentemente, estamos en un contexto tenso y violento, donde conviene a caudillos contrincantes exacerbar el racismo, la violencia, al alarmismo, la conspiración, etc. y así enfrentarnos entre bolivianxs hasta el cansancio, mientras que los de arriba llegan acuerdos basados en intereses económicos y políticos. Por eso, es urgente pensar en otros lenguajes de lucha. Es urgente y es posible.


Las trágicas muertes de dos personas en Montero, nos dice que la violencia va de subida. Antes de alarmar a la sociedad anticipando situaciones que esperemos que nunca sucedan, es importante decir que sin soldados no hay guerras. Los hombres de arriba, pero especialmente los de abajo deben saber que sin cuerpos armados no hay confrontación, niéguense a disparar, a herir al otrx. Por eso, en tono imperativo pedimos, exigimos a todos los hombres que TRAICIONEN AL PATRIARCADO, rompan con ese padre simbólico, que habla desde la comodidad de su despacho, de su tarima, alejado de la confrontación, pero que lanza sendos discursos dirigidos a confrontar. Rompan con la violencia, rompan con ese mandato de: “hay que ponerle el pecho a las balas”. Cuando lo más importante es la vida, lo prioritario es cuidar la vida de cada persona. No necesitamos héroes forjados en medio de muerte y confrontación. Necesitamos nuevos lenguajes de lucha, nuevos horizontes de protesta, necesitamos reinventar lo que entendemos por política.


Nosotras las mujeres, desde distintos feminismos nos negamos a entrar en un lenguaje de violencia, nos negamos a entrar en la polarización, porque sabemos que es propio de la machocracia (*) por eso en cada departamento abrimos espacios de análisis, debate de la coyuntura que estamos viviendo y salir a las calles de forma no violenta. Porque es importante preguntarnos como sociedad ¿cómo llegamos a este punto? Y si escarbamos sabremos que es el sistema político representativo el que no funciona, el que está desgatado. Porque sólo conocemos al caudillismo como forma de hacer política.


Creemos que es posible salir de esta cruenta situación, abriendo grietas para repensar el país, lanzado preguntas y más preguntas sobre democracia, política, libertades, impregnando las calles de otros lenguajes de lucha, inventando protestas creativas y pacíficas. Y sobre todo, tomando la palabra y advertir que no podemos repetir los mismos errores del pasado. Porque no necesitamos de ningún caudillo, tampoco ser expertxs ni politólogxs, para analizar lo que diariamente vivimos y sobre todo para saber que necesitamos.


(*) Término acuñado por Maria Galindo que significa una caracterización de la política en manos de los patriarcas, enraizadas en violencia, corrupción, y misoginia.

Desde la acera de enfrente, Columna semanal de María Galindo públicada el 23/10/2019 y grabada el 28/10/2019

El día de las elecciones, a pesar de todas las arbitrariedades cometidas durante todo el proceso electoral, arbitrariedades que han sumado, una a una, rabia y desconfianza, la gente ha ido a votar con una tranquilidad y un aplomo colectivo impresionantes.

Sin insultos, sin ni un solo acto de violencia, demostrando una vez más en la historia de este país que las soluciones vienen desde abajo. Hemos demostrado que el problema está en los políticos y que los odios que cultivan les sirven a ellos, y a nadie más.

Esa actitud generalizada ha sido un mensaje colectivo que decía: respeten nuestro voto, por favor.

Es la suspensión inesperada, sospechosa, irresponsable e inexplicable del conteo rápido, suspensión para la que la presidenta del Tribunal Electoral no ha dado ninguna explicación, lo que ha levantado la desconfianza, la rabia y la ira explosiva.

Lo sucedido en todos los tribunales departamentales es responsabilidad de la sala plena del tribunal supremo de la mentira electoral, que bien se ha ganado el nombre de sala funeraria de la democracia. La desconfianza en los resultados electorales que nos anuncian tiene esa causa y esa responsabilidad.

¿Cuál es la salida?

La salida el domingo era no suspender el conteo rápido, tan simple como eso.

¿Cuál es la salida hoy? ¿En manos de quién dejarían esa salida? Así como no dejaría a un bebé pequeño, un animalito y ni siquiera una planta al cuidado de personajes como Quintana, Romero o García Linera; de la misma manera dejar la salida en manos de hombres así, cuyo único interés es el poder y el dinero, es suicida. Dejar, por otro lado, la salida en manos de Camacho del Comité Cívico Pro Santa Cruz, dejar la salida en manos de machistas que entienden esta disputa como una disputa de poder, es abrirle las puertas al fascismo; es abrir los ataúdes una vez más para que gane, una vez más, el más fuerte, el más sanguinario, el más impune.

Convertir el fraude en un enfrentamiento racista es impulsar, desear y promover el racismo.

Convertir el fraude en una polarización social del país entero es fascistizar la discusión. Esto no es indígen@s contra blanc@s; ni citadin@s contra campesin@s; ni cambas contra collas.

Los sentimientos regionales en Sucre, Potosí, Tarija, Pando y Santa Cruz frente a un tribunal electoral que no tiene credibilidad, nos colocan frente a una crisis política generalizada. Se engaña el Gobierno si cree que puede reeditar la burla del voto como lo hizo en el referendo. Se engaña el Gobierno si cree que este es un problema de Mesa, el problema está también en su mesa.

Por eso creo que es urgente que un grupo grande de mujeres tome la iniciativa de proponer una solución al país para salir de la lógica de pelea de gallos, propia de caudillos y salvadores que se erigen como encarnación de la patria y del pueblo.

Convoco a Cecilia Requena, Loyola Guzmán, Carmen Almendras, Graciela Toro a la renunciante vocal del Tribunal de Sucre, a las escritoras Liliana Colanzi y Magela Baudoin, a la politóloga Elena Argirakis, a la mujer policía que se negó a reprimir Potosí, a la presidenta del Tribunal Electoral de Santa Cruz; convoco a las periodistas de consciencia, que las hay muchas, a que formemos una mesa de diálogo para proponerle al país otra salida, que no sea la de desatar el odio.

La lógica de unos contra otros y si no estás conmigo estás contra mí es la lógica de pelea de gallos que viene gobernando y gastando al país históricamente.

Estoy convencida de que podemos llegar a una agenda de soluciones democráticas diferente a la que pueden plantear hombres deshumanizados y angurrientos de poder.

Así como no les dejaría al cuidado de la wawa, de la mermelada, ni del caldo; no les dejo al cuidado de la democracia ni del voto.

Podemos hacerlo y salir, por una vez en la historia, de esta gastada lógica patriarcal. Es cuestión de lanzarnos a sembrar esperanzas, a repartir flores, a gritar rebeldías, a abrir puertas en el cielo y no nichos en el cementerio. Nosotras nos jugamos el país, no el poder; nosotras nos jugamos las libertades, no el gobierno. Nosotras nos jugamos las esperanzas, no los cargos.

 


Se han quedado opas

Editorial públicada en Página Siete el 21/10/2019

Su militancia grita en el Palacio Evo no estás solo, pero Evo está solamente rodeado de llunkus. No habló Álvaro García Linera, ni Ramón Quintana ni Manuel Canelas. Fue Evo el que tuvo que tomar la palabra y no supo reconocer la derrota. Dicen haber ganado, pero sus rostros reflejan una incapacidad de reaccionar, no son capaces de reconocer la derrota. 

Con arrogancia, Evo anuncia su triunfo y no dice ni una palabra de la inminente segunda vuelta. Lo que se nota es que no se la esperaban, hace rato que no salen a la calle, su perplejidad muestra que se estuvieron mintiendo a sí mismos en ese círculo tóxico en el que se ha convertido el MAS hace mucho tiempo.

Patearon a l@s indígenas del Tipnis y eso el Beni se los cobró.

Quemaron el bosque chiquitano y eso Santa Cruz se los cobró.

Malgastaron el dinero en palacios, helicópteros y propaganda dulzona y falsa, y eso se cobró en todo el país.

Dejaron de dialogar con la gente y nos faltaron el respeto a tod@s y eso la población se los cobró.

Los movimientos sociales fueron una pantalla con dirigentes sin bases y eso la población se los cobró.

Asfixiaron a los medios de comunicación manipulando hasta las listas de invitad@s y eso tampoco les sirvió.

El voto obtenido por Carlos Mesa es un voto que tiene como único contenido inequívoco el repudio al MAS y sus arbitrariedades, por eso se puede quizás decir que Mesa no ganó, sino que es Evo quien perdió. No le sirvió no hacer debate ni ir a las entrevistas, su prepotencia es lo que lo llevó a esta derrota ya irreversible a esta hora.

La tranquilidad con la que la gente fue a votar, la fuerte movilización generalizada por el control del voto en un clima en el que nos han quitado ya todo,  hace que la votación tenga una fortaleza importante. No podrán negar los resultados ni podrán ensayar retórica alguna para no reconocer que deben ir a una segunda vuelta.

Irónicamente, l@s  masistas están en el Palacio Quemado y no en la Casa Grande del amo que se convertirá en el símbolo nítido del extravío del evismo.


Puedes ver nuestros grafitis en: Grafiteada post elecciones 2019

 

► Cobertura periodistica:

María Galindo desata silbatina del Cabildo con su discurso: “¡Esto es machocracia!” en Erbol

La líder de Mujeres Creando, María Galindo, fue objeto de polémica durante el Cabildo en la Plaza San Francisco, con dichos que generaron la silbatina de la gente, que no la dejó terminar su discurso.

La activista dedicó su discurso a reprochar a los cívico y los políticos, incluyendo a Carlos Mesa.

Culpó al Comité Pro Santa Cruz, cuyo presidente estaba en el Cabildo, por impulsar la política de ampliación de la frontera agrícola para importar carne a China y la producción de biodiesel, generando -en su criterio- los incendios que devastaron en el oriente.

“No he venido a corear con los caballeros del Comité Cívico Pro Santa Cruz, no he venido a corear con los caballeros de La Paz”, dijo Galindo, lo cual activó los abucheos de los presentes en el Cabildo.

Dijo que para la solución de la democracia no es suficiente que Evo Morales salga de Palacio.

Sin embargo, Galindo se vio impedida de proseguir por los gritos, a lo que respondió “no me voy a callar hasta que me escuchen”.

“Sus silbidos no me intimidan, no me intimidan, no me intimidan”, exclamó la líder de Mujeres Creando.

Galindo aseveró que en las Elecciones todos los candidatos son de derecha, desde Evo Morales hasta Carlos Mesa.

Varios de los presentes reaccionaron con rechazo a Galindo y gritos de “Mesa presidente”.

La activista pidió respeto y aseguró continuaría hablando. Dijo que la democracia no sólo es respeto al voto sino también, por el respeto a las libertades sexuales ,  las lesbianas, transexuales y los maricones.

Ante la insistencia de los silbidos, Galindo recordó que el Cabildo es un mitín de democracia y que tiene derecho a hablar.

Advirtió a Carlos Mesa, presente en el Cabildo, que el voto “no es un cheque en balnco”.

Los silbidos siguieron y Galindo se empecinó a continuar, sin embargo, no pudo. Terminó su intervención con el grito de “¡esto es machocracia, esto es machocracia!”.

Tras retirarse de la tarima, la activista calificó como “antidemocrática” la reacción del Cabildo que no le dejó terminar su discurso.

Consideró que hubo esa reacción porque no es complaciente con la derecha. Agregó que no tiene miedo y que está luchando para transformar la sociedad boliviana, la despenalización del aborto y contra el modelo estalinista.

María Galindo, fue objeto de polémica durante el Cabildo en la Plaza San Francisco, con dichos que generaron la silbatina de la gente, que no la dejaron terminar su discurso.



La activista dedicó su discurso a reprochar a los cívicos y los políticos, incluyendo a Carlos Mesa. Culpó al Comité Pro Santa Cruz, cuyo presidente estaba en el Cabildo, por impulsar la política de ampliación de la frontera agrícola para exportar carne a China y la producción de biodiesel, generando -en su criterio- los incendios que devastaron en el oriente.

“No he venido a corear con los caballeros del Comité Cívico Pro Santa Cruz, no he venido a corear con los caballeros de La Paz”, dijo Galindo, lo cual activó los abucheos de los presentes en el Cabildo.

Dijo que para la solución de la democracia no es suficiente que Evo Morales salga de Palacio.

Sin embargo, Galindo se vio impedida de proseguir por los gritos, a lo que respondió “no me voy a callar hasta que me escuchen”. “Sus silbidos no me intimidan, no me intimidan, no me intimidan”, exclamó la líder de Mujeres Creando.

Galindo aseveró que en las Elecciones todos los candidatos son de derecha, desde Evo Morales hasta Carlos Mesa.

La activista pidió respeto y aseguró que continuaría hablando. Dijo que la democracia no sólo es respeto al voto sino también, por el respeto a las libertades sexuales ,  las lesbianas, transexuales y los maricones.

Ante la insistencia de los silbidos, Galindo recordó que el Cabildo es un mitín de democracia y que tiene derecho a hablar.

Advirtió a Carlos Mesa, presente en el Cabildo, que el voto “no es un cheque en blanco”.

Los silbidos siguieron y Galindo se empecinó a continuar, sin embargo, no pudo. Terminó su intervención con el grito de “¡esto es machocracia, esto es machocracia!”.

Tras retirarse de la tarima, la activista calificó como “antidemocrática” la reacción del Cabildo que no le dejó terminar su discurso.

Consideró que hubo esa reacción porque no es complaciente con la derecha. Agregó que no tiene miedo y que está luchando para transformar la sociedad boliviana, la despenalización del aborto y contra el modelo estalinista.

La Virgen de los Deseos

 

Dirección: Avenida 20 de Octubre #2060

Teléfono: (+591)(2)2413764

/VirgenDeLosDeseosLaCasaDeMujeresCreando/

La Paz

 

Los Deseos de la Virgen

 

Dirección: Calle Arenales #284

Teléfono: (+591) 69170006

/LosDeseosDeLaVirgen/

Santa Cruz

 

Contador de Visitas

 

www.cerotec.net
©2019 Mujeres Creando. Todos los Derechos Reservados.