La victima

Maria Galindo
grafitera y agitadora callejera
Mujeres Creando

Abril/2008

Por regla general, las victimas no son éticamente superiores a sus verdugos, lo que les hace parecer moralmente mejores y vuelve creíble su clamor es el hecho de que, por ser débiles tienen menos oportunidades de cometer crueldad. Zigmunt bauman

Como mujer conozco cada esquina de la palabra victima, cada rinconcito, cada milímetro de su sentido.

La victima no es una persona o un grupo, sino que la victima es una fosa, es un lugar donde acurrucarse, es un lugar donde hundirse y sobretodo es un lugar donde sentirse acogido no por su dolor, no por la injusticia que como victima sufres, sino por el irónicamente cómodo convencimiento de que siendo victima, no eres responsable de lo que vives, simplemente lo sufres. La victima es ese lugar  donde vas adquiriendo un entrenamiento para sacarle al sufrimiento la satisfacción de ser inocente, de ser tutelada y de ser impotente para cambiar nada.

La victima y la victimizacion son lugares cómodos que te garantizan no tener que ver ni analizar . digo que como mujer y como feminista conozco ese terreno porque justamente ser la victima y la victimizacion de nuestra situación son los lugares donde hoy en día históricamente estamos estancadas las mujeres, ser victimas nos impide tomar la rienda de nuestro propio destino nos impide sacar del dolor fuerza y rebeldía. Por eso estamos acá años ya tratando de labrar una cuerda que nos permita conectar nuestro dolor y nuestras denuncias con formas de construcción de dignidad, de pensamiento, de rebeldía y alegría en la libertad.

Ese lugar de victima lo compartimos las mujeres con otros sujetos sociales sujetados por opresiones y humillaciones  lesbianas y maricones, indígenas y pobres todos y todas logran vislumbrarse a si mismos y a si mismas como victimas. En nuestra historia social política uno de los primeros sujetos capaces de madurar y de superar ese lugar de victimas han sido los indígenas. Capaces de buscar otro espejo social que no sea el de la simple victima, han sido capaces de buscar mecanismos para repensarse a si mismos. Aportaron desde ese gran esfuerzo esperanza para todos y todas, aportaron claves fundamentales que nos dicen claramente que es desde la capacidad de repensarse y de ponerse en cuestión que puedes hallar una salida esperanzadora y digna para la condición de victima y sobretodo para dejar de serlo.

Ese esfuerzo se materializo en el gobierno de evo morales y en su capacidad de haber seducido a indígenas y no indígenas, su capacidad de sintetizar en ese “ahora es cuando” el campanazo para decir que la hora de ser gente había llegado para todos.

Por eso votamos masivamente como quien asiste a una fiesta, quiero en estos momentos amargos y amargantes, en estos momentos tristes quiero recordar no con nostalgia sino recordar la claridad  de ese momento que lo hizo posible. Surgieron los evos morales en todas las esquinas, surgieron los morenos felices y sencillos y la chompa de ese hombre joven se convirtió en un símbolo de sencillez y rebeldía al mismo tiempo.

Hoy eso se esta yendo al despeñadero, al fracaso los y las indígenas regresan a la fosa de la victima con el sabor amargo de la frustración histórica, se rumian revanchas, se amenazan crueldades, se gestan odios en la fosa de la victimizacion indígena.

El camino regresivo traduce el ahora es cuando en el ahora nos toca a nosotros.

El camino de regreso a la condición de victima es mas áspero que el camino de salida, el camino de regreso a la condición de victima es conservador y distorsionarte, desdibuja la belleza de todo a lo que a lo indígena pertenece.

El camino de regreso a la fosa de la victimizacion indígena nos dice que todo lo que venga de lo indígena se justifica tan solo únicamente porque de allí viene despojándole al sujeto indígena de la posibilidad ética de reinventar las relaciones sociales y cambiar las cosas para bien y en nombre de la justicia.

El camino de regreso de lo indígena a la fosa de victimizacion reduce al indígena a testimonio de sufrimiento, como si ese testimonio de por si justificara todo lo que desde allí sale.

¿Como desviarse del regreso a la tumba de la historia?

La única esperanza de desviarse de ese camino de regreso es la construcción de hermandades de alianzas insólitas

Hermandades de indias, chotas y birlochas mezcladas asumiendo cada una sus diferentes vertientes sus mezclas, melcochas y telenovelescas líneas de ascendencia y de descendencia.

La única esperanza para no regresar a la tumba de la victimizacion es hacer el esfuerzo político de ponerse en cuestión a si mismos por segunda vez, buscando con ojos de águila sus propios errores y verlos y con garras de águila aprenderlos al vuelo rápidamente decididamente.

No regreses chola al silencio y la fosa de la victimizacion

No regreses tara al mundo de la invisibilizacion

No habites hermana india hermano indio el insulto

No habites el racismo

No regreses hermano evo a perderte y confundirte en la masa de las  victimas

No creo ni creí en ti como héroe,  ni como caudillo

No creí en ti por tu color de piel

Ni por tu discurso que nunca fue de los mejores ni mas pulidos

Creí en ti por llocalla irreverente, por testarudo

Creí en ti porque simplemente estabas a.C. jodiendo jodiendo tanto tiempo que valía la pena averiguar hasta donde eras capaz de llegar.

Por si te sirve te devuelvo tus palabras evo

Ahora es cuando ser digno

Ahora es cuando ser valiente

Ahora es cuando ser sincero