La imilla María

(historia de navidad, del fin del capitalismo y del Pachakuti juntos)

Maria Galindo
Mujeres Creando

El angel de la anunciación le ha dicho que está embarazada y tiene pánico. Efectivamente era virgen y vivía en la Isla del sol; poco o nada sabía de su cuerpo y hace pocas semanas fue violada sin que nadie la ayudara aunque no solo sus ovejas y su perro pastor fueron testigos del hecho, sino alguno que otro vecino que cerro su puerta, paso de largo y no hizo nada por ayudarla.

Su futuro hijo o hija es justamente hijo o hija de Dios, de ese Dios todopoderoso masculino que puede tomar la vida de una mujer, la vida de una virgen como quien toma en sus manos una fruta para morderla y tirarla en el camino.

María victima de la violencia machista está sola en el mundo; nadie creería en su testimonio, nadie la ayudaría, ni su madre, ni su padre, ni sus tías, ni sus abuelas. Esta embarazada porque fue violada. El angel de la anunciación es su voz interior que le dice que si no huye tendrá que enfrentar la crueldad de la comunidad que la obligara a tener ese niño no deseado, que la condenará y señalará y que la obligará a casarse con el viejo viudo que la violo. Ese viejo que siempre la miraba. Si ese viejo se casa con ella la comunidad aceptaría ese matrimonio como solución. Para la comunidad la cosa es bien simple: asi tendría padre el niño y Maria trabajaría la tierra de su nuevo patrón. Maria se quedaría en la comunidad donde cada vez hay menos mujeres jóvenes.  Además el jilakata es amigo del viudo violador y hasta puede ser que ya este enterado que terror.

Como todo esto ha sucedido a pocos días del solsticio de verano y ella tiene la suerte que vendrá mucha gente tiene que ayudar a cocinar y trasladar cosas y nadie se dá cuenta ni de su desolación, ni de su malestar físico. Ella ayuda pensando aprovechar la muchedumbre para huir sin siquiera ser vista, se hace la ilusión de que quien sabe venga alguien que pueda escucharla.

Maria los reconoce, los ha visto por la televisión  ha llegado el canciller, hay diputadas y senadoras. A algunas últimamente las ha escuchado hablar contra la violencia a las mujeres y se emociona, quizás alguna quiera  escucharla. Se escabulle entre la multitud  teniendo mucho cuidado de uno de sus tíos que es amauta y que conducirá la ceremonia porque él es el peor, es bien estricto y seguro que si sabe todo la obligaría a casarse. Maria se acerca e intenta en vano encontrarse con la mirada de alguna persona importante. Todos ellos están allí al alcance de su mano, pero ni siquiera la miran. Llega en la confusión a agarrarle la mano a uno de los mas importantes que le soba con la mano la cabeza para seguir atendiendo a la ceremonia. Maria, la virgen embarazada del Lago Titicaca es durante la ceremonia solo parte del paisaje. Su angustia no le importa a nadie porque no es un momento para encontrarse con ella, todos han ido a luchar contra el capitalismo y han ido al encuentro con los astros y las fuerzas sobrenaturales. Maria no sirve sino como sirvienta que alcanza los platos repletos con quinua y charque de llama.

Intenta nuevamente con una diputada a quien le extiende una artesanía a manera de empezar una conversación, pero la diputada se la devuelve pensando que Maria solo quería venderle algo. Al fin de la jornada mientras recogen todo, ella se escabulle en una de las lanchas y huye de su comunidad aprovechando el fin del capitalismo. Luego toma un minibús al Alto y desde allí viene bajando hacia la ciudad de La Paz, ha logrado huir de su comunidad, viene bajando hacia la nada.

Sólo sabe que no quiere tener esa wawa. Solo sabe que tiene frío, hambre , miedo y soledad.

 

IMILLA QUIERE DECIR MUJER JOVEN EN AYMARA

JILAKA ES EL JEFE DE LA COMUNIDAD

PACHAKUTI EN FIN NADIE ESTA DE ACUERDO SOBRE LO QUE SIGNIFICA, ES PERO AL MENOS EL TIEMPO DE LA UTOPIA

WAWA QUIERE DECIR NIÑO O NIÑA EN AYMARA



WWW.MUJERESCREANDO.ORG

WWW.RADIODESEO.COM

mujerescreando@alamo.entelnet.bo