El banco siempre gana, a mí no me da la gana

30/01/2013

María Galindo
Mujeres Creando

De manera absolutamente inédita en la historia de los inventos jurídicos para impedir el ejercicio de la justicia, ha salido una notificación que impide a la abogada  Mary Carrasco, al ganador de la causa, el señor Urbach, y a los medios de comunicación  dar a conocer  en el ámbito nacional o internacional el fallo obtenido la semana pasada contra el Banco de Crédito SA.  Como no se puede revertir la medida, lo que se está haciendo es intentar ocultarla, textualmente tapar el sol con un dedo.
No es nuestro interés defender a millonario alguno, pero el caso es que detrás del señor Urbach existen otros casos menores. Menores, pero sólo por el monto, no así por el poder destructivo sobre la vida de personas que han perdido el fruto de su trabajo, sus ahorros o sus casas. Fraudes ejecutados en el Banco de Crédito SA contra sus deudoras, fraudes en los que el banco o ejecutivos de éste se han hecho acreedores de bienes inmuebles de sus clientes. Casos en los cuales y con todas las pruebas en la mano la ASFI (Autoridad de Fiscalización del Sistema Financiero) no ha hecho nada.
Vivianne Vargas y Cristina Pareja, que durante un año han conducido el programa radial El banco siempre gana, a mí no me da la gana, se han dado a la tarea de demostrar que el Banco de Crédito SA no está siquiera legalmente constituido en Bolivia. Lograron hace escasas semanas una imputación formal al respecto, imputación que ha sido revertida a  favor del banco gracias a un poder económico y político de grandes proporciones.
Quiero dejar claro que nos ocupamos del Banco de Crédito SA  porque nos venimos ocupando del abuso de la banca desde hace mas de 10 años. Nosotras tomamos el 2003 la Superintendencia de Bancos y demostramos que aquella institución estaba al servicio de la banca y no del prestatario. Nosotras relevamos las deudas de los y las afectadas por el megadeslizamiento que fueron engañados por los seguros de crédito. Nosotras publicamos el libro de Graciela Toro, La pobreza un gran negocio, en el que quedan demostrados los privilegios masistas para con la banca. Lo hacemos porque el sujeto que mayor dinamicidad le da al sistema financiero somos precisamente las mujeres, como deudoras. 
El caso del Banco de Crédito SA es un examen para el ministro Arce Catacora, a quien desde esta columna le pedimos una vez más intervenir de forma directa y frenar los hilos de poder que el banco tiene con el Gobierno. O se protege a estas usuarias del sistema financiero o en realidad ninguno de nosotros está protegido en sus derechos. O se protege a estas usuarias del sistema financiero o la nueva ley de bancos ha sido sólo un gesto para disimular la impunidad y la arbitrariedad que debajo de la alfombra se esconde. 
Estuvimos repartiendo panfletos en la puerta del banco con este contenido: ¿Sabía usted que el banco no está legalmente constituido?; ¿sabía usted que el banco utiliza poderes falsos y con ellos arrebata sus bienes a sus usuarios?; ¿sabía usted que el BCP utiliza a su gusto a la justicia boliviana y a la ASFI para esconder sus fechorías? Nos preguntamos: ¿por qué la ASFI autorizó a traspasar al BCP en bloque su patrimonio a otras empresas, operación que se puso en marcha el 23 de octubre?
El señor Miguel Soliz, alto funcionario del banco, nos solicitó que nos retiráramos porque él tenía todas las explicaciones para los contenidos del panfleto. Quedamos en que daría las explicaciones correspondientes en una entrevista en radio Deseo y a partir de allí ni siquiera contesta su teléfono. ¿Por qué?

María Galindo es miembro de Mujeres Creando

Lo hacemos  porque el sujeto que mayor dinamicidad le da al sistema financiero somos precisamente las mujeres, como deudoras.


www.mujerescreadno.com
www.radiodeseo.com

mujerescreando@alamo.entelnet.bo