Oradora en la bienal de Venecia 2015

25 de Julio, 2015

 

María Galindo
Mujeres Creando

 En un acto inequívoco de reconocimiento a los lenguajes construidos por Mujeres Creando, a los métodos utilizados a lo largo de tantos años y a la capacidad transformadora e inquietante de nuestro trabajo, he sido invitada como oradora a la Bienal de arte de Venecia que, todos y todas sabemos, no es una cita más del arte, sino que se trata de una plataforma mundial de gran relevancia.

Una vez más nos presentaremos con nuestro trabajo en una plataforma de estas características, pero no por la vía de la representación nacional, que suele estar monopolizada por élites, que en este caso ya ni acceden siquiera a poner ni un pie en un lugar así porque nada tienen que ofrecer; vamos únicamente respaldadas por nuestro trabajo creativo, por nuestras propuestas y por el interés mundial que éste inspira, ni más ni menos.

En ese contexto nos encanta provocarles una desazón más al pequeño mundo cultural boliviano: a directoras de galerías que nos siguen mezquinando espacios, que se retuercen cuando pasamos por delante. Nos encanta dejar sin habla y provocar crisis existencial en directores y profesores de escuelas, y facultades de arte donde están engañando a los y las alumnas y vendiéndoles la enciclopedia del arte occidental, hasta paralizar su creatividad.

Les dejamos a todos ellos y ellas una vez más desorientados, preguntándose: ¡Pero cómo han podido esas locas ser convocadas, qué relaciones tienen, cómo lo hacen! Les ahorro la angustia de tener que averiguar nada porque esta invitación, como tantas otras, nos caen literalmente del cielo, como te caería un piano a la cabeza mientras vas comprando mandarinas en el mercado.

Se trata de un foro de oradores al cual han sido convocadas 50 personalidades del mundo entero, incluidos los cuatro continentes, donde no sólo están "artistas”, sino filósofos, políticos y personajes con capacidad de movilizar ideas, como el filósofo Slavoj Zizek. Tendremos un público en directo de 500 butacas y un igual número de páginas web que, vía online, transmitirán el evento a escala mundial.

Tendremos exactamente 10 minutos, cada uno, para elaborar una pieza de oratoria que exprese de forma sintética y contundente la propuesta. Un evento al que, insistimos, estamos presentándonos no como artistas, sino como agitadoras callejeras; no como quienes hacen arte, sino como quienes hacen política.
Es un evento al que nos presentamos con la idea básica de que la creatividad es un instrumento de lucha y el cambio social un hecho creativo. Una idea generadora que ha dado lugar a una teoría del cambio social desde afuera y desde abajo. La sociedad boliviana es testigo de ese trabajo y de la construcción de una voz callejera que ha inventado su propio escenario, y que ha abierto con sus manos sus propios espacios de diálogo con la sociedad sin ser clientas ni del Estado, ni de la política formal ni de élite alguna.

Así como nos convoca la Bienal de Venecia a hablar, nos convocan mujeres víctimas de violencia para comparecer con nuestra presencia incómoda en sus audiencias; nos convocan deudoras a intimidar a banqueros con la mirada de zorra o con la risa intimidatoria de loca.

Fuimos en tres países (Ecuador, Bolivia y Paraguay) la única voz capaz de repudiar, desde las mujeres como sujeto político, la carga conservadora y retrógrada de la presencia del Papa en nuestros países. Eso puede ser leído en la clave de que estamos tan locas, tan aisladas y tan desorientadas que por alucinadas somos capaces de presentarnos a la catedral a decir basta de misoginia eclesial.
Pero otro código de lectura de ese mismo evento es decir que había mucha gente descontenta que no tuvo la fuerza, que tuvo miedo, que no tuvo la voz ni encontró el verbo para decir lo suyo. Ésa es sólo la prueba en directo más reciente que da cuenta de la magnitud de la voz de Mujeres Creando, capaz de comunicarse en directo con el Vaticano, sin audiencia papal de por medio, sin venia, sin sumisión, y a pesar de la represión del Gobierno y la mezquindad de los medios de comunicación nacionales.

En la Bienal nos han pedido explicar cómo construimos conocimiento colectivo, cómo nacen nuestras ideas, cómo se sustentan y cómo se van constituyendo en teoría del cambio social.

María Galindo es miembro
de Mujeres Creando. 

Fuete: Página Siete


mujerescreando.com
radiodeseo.com

mujerescreando@alamo.entelnet.bo