Texto escrito pot Verónica Sánchez, integrante de la asamblea de Derechos Humanos deLa Paz y productora del programa "Con el testamento bajo el brazo nunca más" de Radio deseo 103.3 F.M.

POTOSINOS LLEGARON CON 26 DEMANDAS Y SE FUERON CON MUCHA DIGNIDAD!!!

Cuatro horas de una emotiva despedida.

29 de julio de 2015, Horas 23:45

Por: Verónica Sánchez Barrera

En horas de la tarde de hoy 29 de julio de 2015 empezaron los preparativos para emprender el retorno a la Villa Imperial de Potosí de cientos de potosinas y potosinos: bebés, niñas, niños, adolescentes, jóvenes, y personas de la tercera edad, cargando frazadas, víveres, bolsas de todo tamaño, mucho de su contenido son aportes de gente solidaria que llegaban a visitarlos en instalaciones del coliseo de la Universidad Mayor de San Andrés, donde se encontraban hospedados desde el 6 de julio del presente mes. La marcha de retorno inicio a las 19:30 encabezados por Jhonny Llally, presidente del Comité Cívico Potosinista (COMCIPO) y el Sindicato de Trabajadores Mineros Reserva Tres Amigos. La retirada se abrió paso por el Prado, la Av. Mariscal Santa Cruz, la Montes, hasta el Puente de la Av. Perú donde esperaban 15 buses que trasladaron a las y los movilizados hasta la ciudad de Potosí. Los buses empezaron a salir a las 23:00 horas en medio de vítores y con las banderas de color rojo y blanco flameando por entre los ventanales de las flotas.

Desde el momento que potosinas y potosinos dejaron las instalaciones de la UMSA, en todo el trayecto se repetía: ¡Viva Potosí! ¡Potosí no se rinde, carajo! ¡Potosí de pie, nunca de rodillas!. Otras consignas aludían a los habitantes de la ciudad de La Paz: ¡Gracias La Paz, Potosí te saluda! ¡Potosí, La Paz un solo corazón!, pero también hubieron gritos de bronca e indignación contra el presidente Evo Morales, contra el partido de gobierno y los operadores de la actual administración: ¡Potosí con el MAS, nunca más! ¡Evo nos vamos, en Potosí te esperamos! ¡Evo futbolista, fuera de mi vista! ¡Evo nos vamos, pero volveremos! No faltaron aquellos cánticos ocurrentes como el que arrancaba tanta risa entre los marchistas: ¡Quisiera ver a Evo saliendo bachiller y a García Linera saliendo del cuartel!. Tampoco se libraron los ministros ¡Romero, Quintana enemigos de Potosí! Y en respuesta, las y los paceños sorprendidos ante el retorno, aplaudían y gritaban ¡Adiós! ¡Adelante Potosí¡ ¡Fuerza Potosí! ¡Hermanos potosinos los queremos! Los choferes de las movilidades del transporte público y particular que se percataban de la marcha no dejaban de tocar sus bocinas al compás de las consignas, saludando y despidiendo a las y los insumisos.

¡Chau Petardo, te cuidas!
Entre los que retornaban a Potosí estaba el más mimado de la delegación, que parecía encantado con los desbordantes gestos de cariño, especialmente de niñas, niños y gente de todas las edades, sin duda, estamos hablando del perrito Petardo. Por varios momentos el paso de los marchistas por el centro de la ciudad, fue muy emotivo porque paceñas y paceños que se apostaron en las aceras, aplaudían y con lágrimas en los ojos gritaban: ¡feliz viaje hermanos potosinos!, otros minutos estremecedores eran aquellos cuando la marcha se detenía a causa de la gente que se percataba que Petardo estaba entre los marchistas, prácticamente se lanzaban a sacarle fotos, a echarle mixtura o darle unas caricias, habían varios niños que lloraban y no querían soltarlo ¡mami, no quiero que el Petardo se vaya!, clamaban. En otro lugar, doña Margarita declaraba “voy a extrañar a Petardo, porque los primeros días que llegó a La Paz le llevaba huesitos”.

Petardo simplemente se dejaba abrazar, jamás demostró un gesto de molestia, disgusto o fatiga ante la muchedumbre, algunos estudiantes de la Universidad Tomas Frías que lo resguardaban, cuentan que el día de la represión policial fue la única vez que vieron a su fiel amigo perder la compostura porque quiso morder a un paco (policía). Pero definitivamente, esta noche fue otra su actitud, esta noche Petardo se puso a disposición de todas las muestras de cariño ¡chau Petardo, te cuidas!, le gritaban. Es sabido que las personas cuando marchan en solidaridad y/o protesta es muy ingeniosa para construir consignas, esta vez también le dedicaron algunos piropos a este fiel e intrépido amigo, y en determinado momento, y no con poca picardía, cientos de gentes terminaron gritando ¡Petardo presidente! ¡Petardo presidente!, claro está que esto no es posible, pero al menos sabemos que en Potosí será declarado héroe, incluso hay quienes piensan hacer una estatua de este singular marchista.

Fueron 26 demandas, que trajeron los de COMCIPO para exponerle al presidente Evo Morales, pero éste nunca los recibió. El presidente no los escucho pero el pueblo paceño, el pueblo boliviano no sólo los escucho, día que pasaba acrecentaban su solidaridad con los habitantes del departamento más empobrecido y más saqueado de Bolivia. “Fuerza hermanos potosinos, si deciden volver los recibiremos con los brazos abiertos” les gritaban quienes tuvieron la oportunidad de despedirlos. Gracias Potosí por la gran lección de dignidad.